Sguenos en Facebook Sguenos en Youtube Sguenos en Twitter Sguenos en Instagram

Sobre la violencia de género

Dra. María Luisa Martín  Gómez
Centro de apoyo  a Seguridad
Madrid Salud. Ayuntamiento de Madrid

La violencia   de  género  se  puede   considerar     un   atentado  grave  contra  los derechos humanos en los países occidentales  además de vulnerar  los principios  más elementales  de nuestra civilización.

La violencia    contra   la mujer    en   la  pareja,   constituye  un  importante   factor de riesgo para  su  salud  tanto  física  como  mental, por  lo que   muchas  víctimas  buscan  asistencia sanitaria  para   los  problemas   derivados    del   maltrato que   sufren,   lo que  convierte  al  Sistema Sanitario    en   un    lugar     privilegiado    para   identificar a las mujeres  que  sufren abusos  por parte de   sus parejas

El   maltrato, que como  sabemos existe desde hace siglos, forma   parte  del sistema de vida de muchas mujeres,  y  es  la forma   que  utiliza   el hombre      para   su    sometimiento    y dominación

De  este proceso   se conoce sólo la punta del “ iceberg”  quedando  invisible   gran parte del problema.  La invisibilidad de la violencia tiene que ver con el prestigio social que  tiene, y  ha tenido, la familia y  la  idea de que lo que  ocurre en su seno  pertenece  al  ámbito de lo privado

La violencia contra la mujer es un fenómeno social  de múltiples y diferentes dimensiones y con  hondas raíces estructurales. Es la manifestación de un orden social basado en la desigualdad. Actúa  como mantenedora de las relaciones de dominio y subordinación y perpetúa una   desigualdad  estructural  desde el  punto  de  vista social  y cultural , además  de suponer  un riesgo para  la salud  física y  mental.

En 1993  Naciones  Unidas en su artículo  primero, especifica  que violencia contra la mujer es todo  tipo   de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado, un daño  o sufrimiento físico, sexual o psicológico para  la mujer incluidas las amenazas de tales actos, la coacción ó la privación  arbitraria de  libertad,  ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada.

La O.M.S. en  1996 acordó  que la violencia es una prioridad de Salud Pública en todo  el Mundo e instó a  los Estados Miembros a  evaluar la dimensión del  problema en su territorio.

Como describe la O.M.S. la violencia contra la mujer es un problema de salud  pública en todo el Mundo y puede ser física, psicológica y sexual.

Las cifras  sobre prevalencia  varían según  los países  y estudios. En  el ámbito internacional estudios realizados en  35 países antes de  1999 y publicados por la O.M.S. ,se comprobó que entre el 10 y 52% de mujeres habían  sufrido maltrato físico  por parte de su pareja y entre el 10% y el 30% había sido víctima de violencia sexual por parte de su pareja.

El Consejo de Europa en su “Estudio sobre   las medidas y acciones  adoptadas por los Estados Miembros del Consejo de Europa(2006) refleja  que entre el  20  y  25% de las  mujeres en la UE ha sufrido  algún tipo de violencia física  a lo largo de sus vidas , y que más de un 10% ha sufrido  una  agresión sexual. Estas  cifras se elevan  de manera significativa  ,hasta  alcanzar un 45%  si se trata de acoso.

En Francia a   través  de la  encuesta  nacional  sobre la  violencia  contra las   mujeres (ENVEFF 2000), se comprobó en el  año previo a la realización  de la encuesta, una prevalencia del 9%.

En España,  el  Instituto de  la Mujer, ha realizado tres macroencuestas sobre la violencia de género  en  los años  1999, 2002  y 2006 sobre mujeres mayores de 18 años residentes en España. En ellas se midió el maltrato técnico(entendido como la manifestación de haber padecido algún tipo de comportamiento considerado  como tal por un profesional) y el maltrato declarado en el último  año(cuando  la encuesta, de forma explícita, manifestaba    haberla sufrido).

La prevalencia de maltrato detectado en España en 2006 fue de 9,6%.Esta cifra varía  según las  Comunidades  Autónomas :  Castilla La Mancha (11,5%) Asturias (11,2%)  Andalucía (11,1%)     La Rioja (7,3%) Aragón (7,4%)  y Navarra(8,1%) .La Comunidad de Madrid estaría en una posición media-alta (9,6 %).

Las cifras  expuestas  revelan  la  magnitud del problema  ,aunque es necesario  conocer las repercusiones que el  maltrato tiene sobre la salud  de las mujeres  , su  calidad  de vida y la  de sus hijos, siendo éstos no solamente testigos , si no receptores de la violencia  en  muchos  casos.

Se  han descrito una serie de comportamientos y signos  que  tienden a presentar las mujeres que sufren maltrato y que pueden servirnos  de ayuda para  su detección:
 

  •  Visitas frecuentes  a los Centros de Salud  con síntomas crónicos  que no cuadran con diagnostico de enfermedad orgánica.
  •  Retraso u olvido de las citas.
  •  Embarazos en adolescentes.
  •  Enfermedades de  transmisión sexual en niñas y jóvenes.
  •  Disfunciones sexuales ,vaginismo,  dispareunia , reparos , dificultad  o dolor en  el  examen pélvico,  problemas  ginecológicos recurrentes.
  •  Accidentes o lesiones físicas durante  el embarazo.
  •  Actitud evasiva , aspecto de confundida y/o temerosa.
  •  Envejecimiento  prematuro.
  •  Ansiedad,  actitud deprimida o triste , abuso de  psicofármacos o alcohol, intentos de suicidio.
  •  Aislamiento social  y/o familiar.
  •  Describe a su marido como colérico o agresivo.
  •  Mujer dependiente de su marido , le mira antes de hablar.
  •  Si existe maltrato en los niños también la mujer  puede ser maltratada.
  •  Obesidad extrema, anorexia  o  bulimia.

Es evidente que  los  signos y comportamientos descritos no son exclusivos de las mujeres  que sufren  violencia, sin embargo deberíamos sospecharla cuando aparecen ya que las cifras expuestas revelan que el maltrato dentro de la pareja es mas frecuente de lo que  la sociedad cree.

En  la Comunidad de Madrid se ha realizado estudios sobre  actividad laboral, clase social y procedencia (urbana o rural) que a continuación se detallan.
En un grupo  de 15 mujeres , a las  que se pasó  una  entrevista en profundidad , se obtuvieron los   siguientes  resultados:
 

  • 9 mujeres eran amas de  casa, 6 trabajaban fuera.
  • en cuanto  a la clase social , 8 eran de  clase baja y 7  procedían de clase media o  media-alta
  • 11 vivían en medio urbano y 4 en  medio rural.


De  los datos y  reflexiones   expuestos  se  desprende  que estamos ante fenómeno de índole universal   y    siglos  de evolución   que puede afectar  a  cualquier  mujer, independientemente de su clase  social, edad y   cultura. Y  que supone  un  menoscabo  para su salud física  y psíquica . 
 
Aunque   existen dificultades para  la detección  de  maltrato,   investigaciones  realizadas en las  últimas  décadas  han revelado que la violencia contra las mujeres es un problema  generalizado , que  se  sigue  sin controlar ,  y continúa creciendo (Watts& Zimerman ,2002)  .

Por ello es muy importante que los profesionales  de la  sanidad estén sensibilizados con esta problemática  ya   que  la   detección   precoz  es fundamental para  evitar  las  consecuencias  graves   que  se derivan  del maltrato.
 

Otros datos
Desarrollado:
Tandem Innova
www.tandeminnova.es