Sguenos en Facebook Sguenos en Youtube Sguenos en Twitter Sguenos en Instagram

Acerca de la toxina botulínica para las arrugas



Elena González Guerra

Doctora en Dermatología
Médico Adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico Universitario de San Carlos. Madrid
Médico Colaborador en Docencia Práctica de la Universidad Complutense de Madrid

www.masdermatologia.com

 



Aurora Guerra

Profesora Titular de Dermatología de la Universidad Complutense
 Jefa de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de octubre. Madrid.

www.auroraguerra.com
 

¿Cómo es el tratamiento de las arrugas con toxina botulínica?
La toxina botulínica es un tratamiento de las arrugas eficaz y seguro. Bloquea los impulsos desde el nervio a los músculos faciales relacionados con las líneas de expresión y evita su contracción. Los músculos faciales no tratados se contraen de manera normal, permitiendo que la expresión facial normal no se vea afectada.

¿Cómo es el tratamiento?
Es un procedimiento simple y seguro. Usando una minúscula aguja, una pequeña cantidad de toxina botulínica se inyecta de forma muy precisa en varias localizaciones de la cara. Debido a que la aguja es tan fina y solo se utiliza una pequeña cantidad de líquido, el dolor asociado con la inyección es mínimo. No se requiere sedación ni anestesia y se pueden realizar actividades normales inmediatamente. Usted mismo puede igualmente conducir de vuelta a casa o volver a la oficina. En algunos pacientes y en raras ocasiones se puede producir un leve hematoma en el lugar de la inyección que se podrá cubrir con maquillaje.

¿Tiene efectos secundarios?
Una ligera sensación de quemazón temporal es el efecto secundario más común. En algún caso, la toxina botulínica puede causar temporalmente debilidad de los músculos cercanos. Los efectos son completamente reversibles, todos los efectos secundarios son temporales, duran solo pocas semanas. La técnica depurada y precisa hace prácticamente inexistentes estos problemas.

¿Qué resultados se pueden esperar?
Si las arrugas de expresión le hacen aparentar más edad que la real o cosméticamente le desagradan en el tratamiento con toxina botulínica se puede lograr alisar dichas áreas y dale una mejor apariencia más joven y placentera. Sin embargo, este procedimiento no puede mejorar las arrugas debidas al envejecimiento y daño solar de la piel que no estén relacionadas con al contracción de la musculatura facial y sean muy marcadas en profundidad.

¿Cuáles son las limitaciones de las inyecciones de toxina botulínica?
Desafortunadamente, son una solución temporal para el tratamiento de las arrugas de expresión. Los efectos de las inyecciones duran entre 4 y 6 meses. Los últimos estudios clínicos indican que la duración de los beneficios del tratamiento se incrementan con el tiempo, por lo que requerirá en el futuro de menor frecuencia de inyecciones. Además, la duración de los efectos varía de un paciente a otro y puede ser menos efectivo para las personas con edad superior a los 65 años.
 

Otros datos
Desarrollado:
Tandem Innova
www.tandeminnova.es