Sguenos en Facebook Sguenos en Youtube Sguenos en Twitter Sguenos en Instagram

La importancia de la relación médico-paciente en el impacto psicológico del vitiligo

 

 

Aurora Guerra Tapia

Profesora Titular de la Universidad Complutense y Jefe de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de octubre.

 
Aurora Guerra Tapia
Profesora Titular de la Universidad Complutense y Jefe de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de octubre.

 

Vitiligo y calidad de vida
Las personas cuya apariencia externa se desvía de lo que la sociedad considera normal tienen una mayor dificultad para alcanzar los estándares sociales. Esto produce en la mayoría de los individuos con estas características una importante repercusión psicológica. Entre las manifestaciones de esta repercusión se encuentran la depresión, una menor valoración de la imagen corporal y de la autoestima, dificultades en las relaciones sociales y sexuales, y una disminución general de la calidad de vida en general y en mayor grado, de la calidad de vida relacionada con la salud.


La calidad de vida relacionada con la salud se puede definir como la representación de las reacciones y percepciones que tienen los pacientes respecto a su salud. Para evaluarla se emplean cuestionarios con una serie de preguntas agrupadas por campos de diferentes áreas de interés.

Una de las enfermedades que produce una mayor alteración de la apariencia es el Vitíligo. Como se sabe, el vitiligo es un desorden pigmentario que se caracteriza por la aparición de manchas sin color (máculas amelanóticas) circunscritas debidas a la desaparición de los melanocitos funcionales de la piel afectada.

Desde la más remota antigüedad las manchas blancas en la piel han sido un tema de preocupación y de estigma social. Los pacientes más afectados por la repercusión psicológica que produce son las mujeres, a las que en algunas culturas todavía apartan del matrimonio o la maternidad por este motivo.

No existen muchos estudios en la literatura sobre las alteraciones psicológicas y psiquiátricas que padecen los pacientes con vitiligo (Mattoo SK, Handa S, Kaur I, Gupta N, Mahotra R. Psychiatric morbidity in vitiligo: prevalence and correlates in India. J Eur Acad Dermatol Venerol 2002; 16: 573-578. Sharma N, Koranne RV, Singh RK. Psychiatric morbidity in psoriasis and vitiligo: a comparative stdy. J Dermatol 2001; 28: 419-423. Ahmed I, Ahmed S, Nasreen S. Frequency and pattern of psychiatric disorders in patients with vitiligo. J Ayub Med Coll Abbottabad 2007: 19: 19-21). Sin embargo en todos ellos se encuentran una importante alteración de la calidad de vida relacionada con la salud.

Del mismo modo, otro estudio firmado por Papadopoulos y colaboradores, (Papadopouls L and Walker C. Understanding Skin Problems: Acne, Eczema, Psoriasis and Related Conditions. 2003.West Sussex, UK: Wiley) confirmó de forma concluyente una elevada frecuencia de pensamientos negativos entre los pacientes afectos de vitíligo.

Al parecer, la sociedad, la familia, el entorno en definitiva juegan un papel fundamental en estas altereaciones psicológicas. 
 

La relación médico-paciente en el vitiligo
Pero además de las circunstancias referidas, también influye, y de forma importante el médico que trata al paciente con vitiligo y la relación que se establece entre ambos.

Esta circunstancia ha sido demostrada ampliamente por Ongenae y colaboradores (Ongenae, K. van Geel, N.; Naeyaert, JM.Impact of vitiligo on the quality of life and physician's attitude towards vitiligo in Belgium. 10 th International Congress on Dermatology and Psychiatry. Bruselas.2003 May 8-10. pp 12) que estudiaron el impacto de la enfermedad en la calidad de vida relacionada con la salud de 152 pacientes con vitiligo, y la influencia sobre ella de la relación médico –paciente.

En el estudio que estamos refiriendo, determinaron la actitud de los médicos (269 dermatólogos de la población belga) desde el punto de vista del médico y del paciente con vitíligo.

Solo el 53% de los pacientes afirmaban haber recibido suficiente información mientras que el 97.8% de los dermatólogos sentían que habían proporcionado suficiente información. El 61% de los dermatólogos creian que no merece la pena tratar la enfermedad y al 59% de los pacientes se les dió esta opinión. Porcentajes similares de pacientes aprendieron a aceptar la enfermedad y a hacerle frente. Con estos resultados concluyen que el vitíligo tiene un impacto considerable en la calidad de vida y que el papel del dermatólogo es fundamental en la adaptación a esta nueva situación.
 
Conclusiones
El resultado de estos y otros trabajos (Guerra Tapia A. Dermatología psiquiátrica: de la piel a la mente. Editorial Glosa SL. ISBN: 978-84-7429-427-9. Barcelona 2009) permiten afirmar que el apoyo psicológico prestado al paciente por su propio dermatólogo, utilizando en los casos necesarios los psicofármacos adecuados, pueden ayudar a mejorar la aceptación de la enfermedad, e incluso la evolución clínica al modificar las citocitas que influyen de forma negativa en su mantenimiento.
La evaluación del impacto psicosocial de la enfermedad, información adecuada, oferta de tratamiento y la relación de apoyo paciente-médico deberían ser parte del tratamiento del vitiligo para disminuir la carga psicosocial y mejorar la calidad de vida.
 

Vitiligo en un varón de raza negra
Otros datos
Desarrollado:
Tandem Innova
www.tandeminnova.es